La oveja negra de Google: Buzz

Por Douglas Quesada

  • El fallo de la empresa: pecó al copiar y dejar de innovar

Google es una empresa que se precia de ser innovadora porque así fue conformada. Sergey Brin y Larry Paige iniciaron este proyecto de formas poco ortodoxas y al seguir caminos inusuales lograron convertirse en millonarios en la industria del manejo de la información.

Era de esperarse que la cultura empresarial guiara a las mentes en Google a crear soluciones nuevas, tal vez no tan revolucionarias como el mítico buscador pero que sí aporten valor a diversas áreas de la vida de la gente al navegar en Internet.

De una forma u otra la compañía ha sido exitosa con varios de sus productos como Google Earth y su versión en Google Maps. También los Google Docs y la compra de YouTube fueron movidas que sumaron a la empresa y fortalecieron su imagen de líder.


Sin embargo, nadie está libre de pecado y así lo ha demostrado Google. Mostrándose excesivamente preocupado por “subirse” a la ola de las redes sociales buscó una manera también de ser el líder en este sector. El problema: las redes sociales ya tenían líderes, Facebook en el sector de red social y Twitter como el sitio de microblogging más famoso del mundo.

Google decidió  construir una plataforma que lo hiciera todo, asumiendo que esta sería una receta destinada a acaparar una gran porción del mercado, así que tomó la vía rápida e hizo un híbrido de Twitter y Facebook, es decir: copió en lugar de innovar, yendo en contra de su propia personalidad.

Google Buzz se lanzó el 9 de febrero de 2010 y a la fecha sigue sin tener un espacio dentro de las redes sociales por varias razones:

  • La primera: cuando se ingresa en una red social, se hace por decisión propia, por un deseo o por simple curiosidad. Google Buzz se instaló en todas las cuentas activas de Gmail y lo único que quedó por decidir era la información que se compartiría en el perfil de cada usuario. En Twitter la gente diría #fail por esto
  • Segundo: Twitter y Facebook son diferentes, la gente los usa diferente. Combinarlos no es una buena idea porque en realidad ni siquiera la gente que usa ambas herramientas las usa indistintamente. Error de principiante que es imperdonable cuando se trata de Google
  • Tercero: pocas personas –por no decir que nadie– desean que absolutamente todas las personas con las que se ha intercambiado un correo electrónico a través de Gmail puedan tener acceso a actualizaciones de estado, que se vuelven aun más frecuentes si el usuario de manera inocente decide vincular Google Buzz con su blog, cuenta en Picasa o usuario en Twitter
En conclusión, todavía Google desea convertir a Buzz en un participante importante dentro de las redes sociales, pero esta es casi una batalla decidida en favor de los que ya son líderes.

Tags: ,

Comentarios

Before you post, please prove you are sentient.

¿De qué color es el cielo en un día soleado?