“Arte y público virtual” 

Por Michael Oviedo, diseñador de Cocoa Interactive.

La clasificación de “público virtual” es un hito en la historia del arte y un capítulo que apenas se comienza a escribir, ya que desde un enfoque tradicionalista es impensable poder contemplar cualquier producción por otros medios que no sea el frente a frente como “la verdadera experiencia”. El frente a frente es un tipo de experiencia, pero en una sociedad que va hacia lo inclusivo también se piensa cómo hacer que personas con capacidades visuales o auditivas diferentes puedan experimentar el arte. Si esto pasa, también se debe pensar cómo se plantea que el arte frente al uso masivo de las redes sociales tiene que involucrar un balance entre lo real y lo virtual, ya que esta nueva tipología es parte de lo contemporáneo.

Al igual que otras organizaciones, los museos o entidades culturales han re-imaginado y re-inventado su planteamiento; lo tradicional ha comenzado a implementar nuevas formas de cómo hacer una experiencia virtual, antes, durante y después de sus visitas, o al mezclar en sitio lo real y lo virtual. Los límites entre lo real y virtual intentan pasar desapercibidos y ser asumidos como parte de la experiencia: las vistas de 360 grados, imágenes en alta definición, o bien el uso de aplicaciones que permiten visualizar un detalle o reproducción de alguna obra que no se nota a simple vista por medio de la realidad aumentada, son prácticas cada vez más comunes en todo el mundo.

Otra preocupación es cómo generar diálogos en redes sociales en torno al arte. Twitter ha sido la red social más utilizada para este fin, no solo para generar discusión sobre una obra o a través del uso de los hashtags como el ejemplo de #askacurator, donde se trata de crear una cadena de preguntas con diferentes museos en el mundo.  Este año se contó con la participación de 1.409 museos en 54 países; la propuesta resulta útil, informativa e interesante, ya que en este caso el curador es una de las figuras más importantes para una exposición, puesto que es quien se encarga de generar los diálogos entre las obras y la lectura de la exposición en general. Sin embargo, estos recursos no son explotados en su totalidad y es aquí donde entra el balance entre el público que no participa, el realmente interesado y el potencial, el conocimiento sobre esto puede contribuir a que la propuesta sea masiva o bien una que no fue bien comunicada.

La amenaza de la cual los museos deberán librarse es evitar que lo auténtico se pierda en lo virtual y que el valor de lo original sea destruido por las posibilidades de la tecnología. Este balance es una problemática en cualquier ámbito: que el análisis de datos sea más bien una herramienta para conocer los públicos y que las organizaciones culturales den paso a estar más alineadas al contexto que nos ha tocado vivir, ya que el arte así ha sido, es un vivo reflejo de los distintos escenarios históricos, es evidencia de las realidades de otras épocas. Entonces ¿Por qué mantenerse cien por ciento tradicionales?

Al menos en nuestro país estos recursos no han sido explotados del todo o su uso es incipiente, de ahí que existen iniciativas como las Jornadas de Investigación en Artes, organizadas por la Universidad de Costa Rica, donde se ha tocado el tema de la presencia de la tecnología en el arte, la cibercultura y temas relacionados con esta problemática, al menos intentando encontrar respuestas en la búsqueda por informar y generar alguna discusión al respecto.

Los medios para mostrar lo que pasa están al alcance de un smartphone; su diferenciación consiste en la creatividad con la cual van a ser aplicados desde la cultura hasta cualquier marca y siempre su uso va a encontrar detractores, riesgos, pérdidas y éxitos.

Solo a partir de los riesgos y lo incorrecto se podrá comprobar la efectividad de estos nuevos planteamientos. No se trata de un reemplazo de la experiencia en sitio, sino más bien una adaptación y uso optimizado del recurso para que el arte y la cultura puedan llegar a más personas.

2017-09-08T23:37:38+00:00 septiembre 8, 2017|